Fecha de publicación: 10-ene-2019

Notaría de El Puig de Sergio Mocholí Crespo

¿Divorcio notarial o judicial? (2ª parte)
En cuanto a impuestos, las referencias en el IRPF a deducciones por pensiones compensatorias a favor del cónyuge y por anualidades por alimentos a favor de los hijos en caso de separación o divorcio judicial, comprenden también el caso de separación o divorcio notarial (DA1ª 2º Ley 15/2015 y Consulta DGT V2505/2016, de 8 de junio).
Eso sí, estimamos que es más ventajoso fiscalmente el diivorcio judicial que el notarial cuando la vivienda familiar pertenece a ambos cónyuges por mitades indivisas por haberla comprado en estado de solteros, o cuando hay que liquidar bienes adquiridos por mitades indivisas por ambos cónyuges en estado de casados en régimen de separación de bienes, ya que en esos casos si el divorcio se realiza por vía notarial, la extinción del condominio tributaría por actos jurídicos documentados al tipo del 1,50 % (en Comunidad Valenciana), mientras que si el divorcio se realiza por vía judicial, la extinción del condominio no tributaría por actos jurídicos documentados por no reunir todos los requisitos del artículo 31.2 de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.